Bienaventurados los limpios de corazón

«Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.» (Mateo 5:8) El texto de hoy habla de un corazón puro. Naturalmente nuestros corazones están controlados por la maldad, y por lo tanto están «sucios». Esto hace imposible acercarse a Dios. Podemos leer en el Salmo 24:3-4: «¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién […]