Palabrasbiblicas.net
Why are there different views on the value of the Bible?

Dios en acción

Dios, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en [nosotros] lo que es agradable delante de él por Jesucristo, al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén” (Hebreos 13:21).
Leer: Hebreos 13:20-21;2 Reyes 22–23; Juan 4:31-54

Ayer vinieron a visitarnos nuestros dos pequeños nietos Mateo y André. Al llegar a la casa, inmediatamente se pusieron en acción; el uno haciendo su rompecabezas y el otro construyendo su torre. Luego, se pusieron a saltar, a comer, y los dos a pelear. Pero Dios me ha dado paciencia para disfrutar de ellos.

“¿Cómo has visto a Dios en acción últimamente?”, les pregunté a unos amigos. Uno contestó: “Lo veo obrar cuando leo las Escrituras todas las mañanas; lo veo obrar cuando me ayuda a enfrentar cada nuevo día; lo veo obrar cuando sé que ha estado a mi lado a cada paso del camino. Me doy cuenta de que me ha ayudado a enfrentar los desafíos y que, al mismo tiempo, me da gozo“. Me encanta su respuesta porque refleja la forma en que, a través de la Palabra de Dios y la morada del Espíritu Santo, el Señor está cerca de aquellos que lo aman, y cómo obra a través de ellos.

El actuar de Dios en sus seguidores es un misterio maravilloso al que se refiere el escritor de Hebreos cerca del final de su carta, en lo que se conoce como la bendición final: “haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo” (Hebreos 13:21). Con esta conclusión, refuerza el mensaje esencial de su escrito: que Dios equipará a sus hijos para que le sirvan, y que trabajará en y por medio de ellos para su gloria.

Es lindo saber que Dios está dispuesto en hacernos aptos en toda buena obra para que hagamos su voluntad. ¡Cómo nos cuesta hacer lo que a Dios le agrada! Pero el autor de Hebreos nos anima diciendo que el poder para hacer la voluntad de Dios y para agradarle viene de Él mismo. No tienes que hacer nada. Dios hace todo. A los filipenses Pablo les dijo “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13).

Una de las peticiones que hago al Señor es que los hermanos sean constantes en su asistencia a los cultos. Estoy viendo la respuesta y el obrar de Dios en algunos de ellos. No pretendo ayudar a Dios en esto. La obra y el poder son de Dios, no de nosotros. A través de la oración y la confianza en Dios, podemos ver Su obrar en nosotros y a través de nosotros.

La obra de Dios en nosotros puede sorprendernos; quizá perdonemos a alguien que nos hizo mal o seamos pacientes con una persona difícil. O nos devuelve el trabajo que hemos perdido, nos da la gracia para dedicarnos a la oración, o librarnos de un resentimiento. Nuestro “Dios de paz” extiende su amor y paz en y a través de nosotros. “¿Cómo has visto a Dios en acción últimamente?”.

“Señor, equípame para hacer tu obra hoy”.
Dios obra en y a través de sus seguidores.

Ten buen ánimo!!

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández nació en San Martín, Perú. Estudió en la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL). Tuvo su Maestría en Teología en el Seminario Teológico Centroamericano de Guatemala (SETECA). Obtuvo su Doctorado en Ministerio (DMin), en Dallas Theological Seminary, USA. Estudió Pedagogía en la Universidad Particular "Francisco Marroquín" de Guatemala. Ex Capellán de la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL); Pastor y profesor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, Lima, y Catedrático de la Universidad SEL, en la carrera de Ministerio Pastoral. Casado con Sara, tienen tres hijos, y tres nietos, con quienes comparten el ministerio, y con más de 40 años en el trabajo pastoral.