Palabrasbiblicas.net
Home » La Biblia en un año » Un tiempo para todo

Un tiempo para todo

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” (Eclesiastés 3:1).

28 de Junio: Salmos 26–28; Hechos 22
Hace poco, mientras viajaba en avión, observé a una madre y sus hijos. Uno de los pequeños jugaba tranquilo, y ella miraba a los ojos a su recién nacido, le sonreía y le acariciaba la mejilla. Esta noche, mientras tomaba un capuchino con mi única, observé casi la misma escena, a una madre joven y sus dos hijos. Uno de los pequeños jugaba con el celular, y ella se ocupaba del más pequeño que le hacía correr por todo el Mall, y le hacía sudar. Disfruté del momento con cierta melancolía, al pensar en mis propios hijos a esa edad y en la etapa que ya había pasado.

Sin embargo, reflexioné sobre las palabras del rey Salomón en el libro de Eclesiastés sobre “cada actividad bajo el cielo” (3:1 NTV). Mediante una serie de opuestos, él expresa que “todo tiene su tiempo” (v. 1): “tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado” (v. 2).

Quizá el rey Salomón se desesperaba en esos versículos al ver lo que percibía como el ciclo insignificante de la vida. Quizá se sentía como un pollo descuellado al mirar las etapas de la vida como algo pesado y rutinario. Pero también reconoció el rol de Dios en cada etapa: que nuestro trabajo es un “don de Dios” (v. 13) y que “todo lo que Dios hace será perpetuo” (v. 14).

Podemos recordar épocas de nuestra vida con nostalgia, como cuando recordaba a mis hijos cuando eran bebés. Sin embargo, sabemos que el Señor promete estar con nosotros en cada etapa de nuestra vida: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo (que te doy fuerzas, vigor), siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con mi brazo derecho y justo” (Isaías 41:10). Podemos contar con su presencia y descubrir que nuestro propósito está en caminar con Él (ABP).

Es difícil saber cuál etapa es mejor o peor, pero sí el sabio afirma que cada una tiene su tiempo, y que hay tiempos oportunos para cada una, y que debemos saber disfrutarla con la bendición del Señor. Las mujeres pasan por la menstruación, maternidad, menopausia y…vejez. Los hombres por la andropausia y …la vejez.

Así que, todos pasamos por más de una crisis o etapas de la vida. Nos casamos, llegamos a ser padres, luego viene el nido vacío, y nos vamos. Pero en cada etapa, Dios está metido allí, acompañándonos en todo momento, dándonos la sabiduría y las fuerzas. Nunca estamos solos.

Pero lo importante también es saber cuándo debemos hacer las cosas. Este es un problema importante, porque si acertamos, los resultados pueden ser favorables, pero si escogemos el tiempo inadecuado para una actividad, las consecuencias pueden ser nefastas. Lamentablemente, nadie, ni siquiera el más sabio, siempre escoge bien.

El agricultor puede plantar demasiado temprano, o demasiado tarde. ¿Quién no lucha con el problema de saber cuándo callarse y cuándo hablar? Muchas veces nuestros supuestos “amigos”, en quienes hemos confiado, se han convertido en nuestros propios “enemigos” que nos han traicionado.

Pero el único que siempre sabe los tiempos correctos es Dios. Él ha establecido el tiempo perfecto para todo, y lo que se realiza en su tiempo apropiado resulta hermoso (3:11a). Así que, no digas: “No tengo tiempo para esto o aquello”, hazlo pero en su tiempo. Tiempo con los niños, con el cónyuge, con la familia, con la iglesia, con el trabajo, tiempo para jugar, comer, dormir, manejar bicicleta, o cualquier deporte, tiempo para buscar a Dios.

“Señor, gracias porque me guías a través de cada etapa y siempre estás conmigo”.
Dios nos concede cada etapa de nuestra vida.

Ten buen ánimo!!

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández nació en San Martín, Perú. Estudió en la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL). Tuvo su Maestría en Teología en el Seminario Teológico Centroamericano de Guatemala (SETECA). Obtuvo su Doctorado en Ministerio (DMin), en Dallas Theological Seminary, USA. Estudió Pedagogía en la Universidad Particular "Francisco Marroquín" de Guatemala. Ex Capellán de la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL); Pastor y profesor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, Lima, y Catedrático de la Universidad SEL, en la carrera de Ministerio Pastoral. Casado con Sara, tienen tres hijos, y tres nietos, con quienes comparten el ministerio, y con más de 40 años en el trabajo pastoral.

Curso Bíblico Gratis

Ahora ofrecemos un curso bíblico 100% gratuito en línea. En 15 lecciones cortas aprenderás más sobre Jesús.

Regístrate gratis
banner BibliaDeEstudio