Palabrasbiblicas.net
Home » La Biblia en un año » No tengas miedo

No tengas miedo

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios…” (Filipenses 4:6).

30 de Junio: Salmos 31–32; Hechos 23:16-35
“Tengo mucho miedo”. Esta fue la nota conmovedora que una adolescente publicó en Facebook después de comunicarles a sus amigos que se realizaría unos exámenes médicos. La hospitalizarían y le harían una serie de estudios en una ciudad a tres horas de distancia de su casa, y, ansiosa, esperaba que los doctores descubrieran la causa de algunos problemas serios que tenía.

Mi nieto Mateito que ahora tiene 6 años también me decía algunas veces “tengo miedo abuelito” cuando pensaba que le sacarían su muelita de leche. Él tiene miedo aún a los perritos de la calle. No los quiere cerca. Los quiere pero no cerca de él.

¿Quién, en la juventud o después, no ha sentido temores similares frente a sucesos indeseables y temibles? ¿Dónde podemos buscar ayuda? ¿Qué consuelo podemos encontrar en la Escritura que nos anime en esta clase de situaciones?

La realidad de que Dios nos acompaña en las pruebas puede ayudarnos a esperar. Isaías 41:13 declara: “Porque yo el Señor soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”.
El otro día, un miembro de mi iglesia tuvo un accidente con su propio auto. Se iba ir al barranco, pero Dios le sostuvo cuando su auto se quedó barado sobre una roca.

El resultado fue que quedó nervioso, tímido, las manos le temblaban, y con el susto de no volver a manejar carro. Le mencioné Isaías 41:10: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Ahora, él ya está manejando su auto. Dios le ayudó en su “miedo”.

David le dijo a su alma: “¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío” (Salmo 42:5). David ejerció la fe para superar sus circunstancias. El espíritu de fe habla ahora al alma abatida, haciendo que su mirada se desvíe de las circunstancias y se dirija hacia el rostro de Dios. Esperar en Dios significa dejar de mirar el problema y mirar a Dios quien está listo para ayudarnos en todo momento.

Además, Dios ofrece una paz indescriptible y que protege nuestro corazón cuando le presentamos nuestras dificultades en oración (Filipenses 4:6-7). No nos dejemos llevar por el miedo. No trunquemos nuestras decisiones y actividades por causa del miedo. La oración es el recurso clave para superarlo. Cuéntale a Dios tu miedo y Él te librará. La paz de Dios cubrirá tu mente. La paz es como un centinela que te protege del miedo.

A través de la presencia incondicional de Dios y de su paz “que sobrepasa todo entendimiento” (v. 7), podemos encontrar la esperanza y la ayuda que necesitamos para sobrellevar situaciones que nos producen temor (DB).

“Padre, gracias porque puedo apoyarme en tus brazos y encontrar ayuda cuando tengo miedo”.
Dios está con nosotros en todas nuestras luchas.

Ten buen ánimo!!

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández nació en San Martín, Perú. Estudió en la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL). Tuvo su Maestría en Teología en el Seminario Teológico Centroamericano de Guatemala (SETECA). Obtuvo su Doctorado en Ministerio (DMin), en Dallas Theological Seminary, USA. Estudió Pedagogía en la Universidad Particular "Francisco Marroquín" de Guatemala. Ex Capellán de la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL); Pastor y profesor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, Lima, y Catedrático de la Universidad SEL, en la carrera de Ministerio Pastoral. Casado con Sara, tienen tres hijos, y tres nietos, con quienes comparten el ministerio, y con más de 40 años en el trabajo pastoral.

Curso Bíblico Gratis

Ahora ofrecemos un curso bíblico 100% gratuito en línea. En 15 lecciones cortas aprenderás más sobre Jesús.

Regístrate gratis

Instagram

banner BibliaDeEstudio