Palabrasbiblicas.net
miedo

31 razones para no tener miedo al coronavirus – parte 2 (de 3)

En este momento de miedo por el coronavirus, me gustaría darte 31 razones para no tener miedo. Una razón para todos los días del mes. Esto no quiere decir que el coronavirus no sea peligroso. En el momento de escribir este artículo, han muerto más de 30.000 personas y es probable que el número sea mucho mayor.

Tampoco afirmo que, si tienes suficiente fe o proclamas que la sangre de Jesús te cubre, estás a salvo del virus. Veo muchos mensajes y memes circulando en Internet que afirman esto. Eso es simplemente incorrecto. Pastores evangélicos han muerto por el coronavirus. Algunos brotes se aceleraron porque las personas se infectaron con el virus en un servicio religioso. “Si tienes fe, el coronavirus no puede tocarte” suena bien. Pero es una mentira del diablo.

Sin embargo, incluso en una situación en la que se desata una pandemia que podría cobrar su vida, existen otras razones para no tener miedo. Permíteme darte una razón bíblica para no tener miedo, no temer y no estar ansioso por cada día del mes. Las primeras diez razones fueron publicadas en “31 razones para no tener miedo al coronavirus – parte 1 (de 3)”. Aquí están los próximos diez.

 

11. No temas: Dios te protege con sus ángeles.

“No temas, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos” (2 Reyes 6:16).

Estas palabras las dijo el profeta Eliseo para decirle a su siervo que Dios los protegió con sus ángeles. En el Nuevo Testamento leemos que Dios envía a sus ángeles para servir a los que son salvos. Esto no significa que los creyentes no sufran accidentes o no se enfermen. Pero sabemos que tenemos protección angelical. Si hay un caso en el que no nos protegemos, confiamos en que Dios tiene una muy buena razón para ello, y algún día lo entenderemos. Pero la situación normal es que Dios nos protege con sus ángeles. No necesitas tener miedo.

 

12. No temas: el hombre y las circunstancias no pueden tocarte.

“Podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; No temeré; ¿Qué me puede hacer el hombre?” (Hebreos 13:6).

El Señor es nuestro ayudador. Él nunca nos dejará ni nos desamparará. Esa es una promesa para todos los que creen en él. Si Dios está con nosotros, ningún hombre puede dañarnos. Y, por supuesto, lo mismo ocurre con los virus y otras cosas.

Es posible que esto no siempre dé el resultado que esperamos o deseamos. Esta pregunta “¿qué me puede hacer el hombre?” Se hace sólo unos pocos versículos después de decir que los cristianos están en prisión debido a su fe. La promesa no es que la vida esté libre de problemas o enfermedades. La promesa es que, en última instancia, no está en manos del hombre y no está en manos de un virus. Está en manos de Dios. Por lo tanto, no debes tener miedo.

 

13. No tengas miedo: Dios te dio un espíritu de poder.

Dios nos dio un espíritu no de temor sino de poder, amor y dominio propio (2 Timoteo 1: 7).

Si eres un creyente, Dios te da el poder de servirle en cualquier circunstancia. Lo que sea que se te presente, ya sea una enfermedad o una crisis a tu alrededor provocada por un virus o cualquier otro problema, Dios te da el poder de enfrentar estas circunstancias y de servirle en medio de ellas. No necesitas tener miedo.

14. No tengas miedo: Dios te dio un espíritu de amor.

Dios nos dio un espíritu no de temor sino de poder, amor y dominio propio (2 Timoteo 1: 7).

El miedo es pensar en ti mismo. El amor es pensar en los demás. Si crees en Dios, Dios te colma de amor. Cuando una madre ve a su bebé en peligro, inmediatamente ayuda sin preocuparse por sí misma. A medida que amas plenamente a los demás, no queda lugar para el miedo. Dios te da este espíritu de amor. No necesitas tener miedo.

 

15. No tengas miedo: Dios te dio un espíritu de dominio propio.

Dios nos dio un espíritu no de temor sino de poder, amor y dominio propio (2 Timoteo 1: 7).

El miedo es algo en tu cabeza. Puede dar vueltas y vueltas y vueltas, y crecer en el proceso. Al final, el miedo puede consumirlo todo. Es una cosa cristiana decir: “para” a tu miedo y “para” a tus pensamientos y que estos huyan. Porque Dios nos da un espíritu de dominio propio, para que podamos afrontar el mundo con todas nuestras fuerzas. No necesitas tener miedo.

 

16. No tengas miedo: Dios está contigo.

“No temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas” (Josué 1: 9).

Esta promesa se le da específicamente a Josué cuando es llamado por Dios para guiar a Israel. Puedes reclamar esta promesa para ti mismo si crees en Jesús. Porque Jesús prometió a sus discípulos que estaría con ellos hasta el fin del mundo. Y lo mismo es cierto para ti que para Josué: si Dios está contigo, no hay nada que temer. El cuidará de ti. No necesitas tener miedo.

 

17. No tengas miedo: se acercan tiempos mejores.

“Después de que hayas sufrido un poco, el Dios de toda gracia, quien te ha llamado a su gloria eterna en Cristo, Él mismo te restaurará, confirmará, fortalecerá y establecerá” (1 Pedro 5:10).

Pedro está escribiendo a una iglesia que atraviesa un momento difícil. Les dice: se avecinan tiempos mejores. Lo mismo es cierto para ti. Se avecinan tiempos mejores. Pedro está hablando de la gloria eterna que recibiremos. Así que no sabe si los mejores tiempos que se avecinan serán aquí en la tierra o en el cielo. Pero va a ser mejor. No necesitas tener miedo.

 

18. No temas: Jesús te preparó un lugar en el cielo.

“No se turbe vuestro corazón. Creeís en Dios; creed también en mí. En la casa de Mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, ¿te habría dicho que voy a prepararte un lugar?” (Juan 14: 1-2).

La mejor manera de no dejar que nada perturbe tu corazón es darte cuenta de que Jesús te ha preparado un lugar en el cielo. Solo necesitas creer en él para ser siempre bienvenido en su hogar celestial. El valor de esta casa en el cielo es tan alto que todo lo demás palidece a su lado. Hay tantos problemas en la tierra y tantas cosas que teme la gente, ya sea un virus o cualquier otra cosa.

Pero si tienes un millón de dólares, no temes perder cien. Si tienes un lugar en el cielo, no temes lo que pueda suceder en la tierra. No necesitas tener miedo.

 

19. No tengas miedo: tienes amigos que te animan.

“La angustia en el corazón del hombre lo abruma, pero la buena palabra lo alegra” (Proverbios 12:25).

El miedo te deprime. Cuanto más solo estés con tus propios pensamientos, más fácil será que el miedo reine en tu vida. Ahora estamos en un momento en el que muchas personas están en cuarentena y ven pocas personas. Eso hace crecer el miedo.

Pero el estímulo de otros nos recuerda este versículo, y nos ayuda a ahuyentar el miedo. Asegúrate de seguir escuchando las buenas palabras que ahuyentan el miedo. Escúchala de la Palabra de Dios, pero también escúchalas de tus amigos y familiares. No necesitas tener miedo.

 

20. No temas: Dios te consuela.

“En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma” (Salmo 94:19).

Cuando la vida va bien, estás ocupado con muchas cosas: tu familia, tu trabajo y tu carrera, tus pasatiempos, tus deportes, tus amigos. Cuando surgen preocupaciones, como en esta época del coronavirus, las cosas cambian. Te vuelves hacia adentro. Y te fijas: “los cuidados de mi corazón son muchos”.

Ese es un momento de oportunidad especial para tener una relación más cercana con Dios. Eres más consciente de que necesitas a Dios. Y Él está ahí para ti. Él te habla, te fortalece, te consuela. Si Dios se acerca a ti en este momento, asegúrate de no alejarte de él cuando las cosas vuelvan a la normalidad. Y por ahora: deja que Dios te consuele. No necesitas tener miedo.

 

Para más razones para no tener miedo al coronavirus, haga clic aquí.

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.

Curso Bíblico Gratis

Ahora ofrecemos un curso bíblico 100% gratuito basado en Internet. En 15 lecciones cortas aprenderás más sobre Jesús.

Regístrate gratis