Palabrasbiblicas.net
How to be a good husband?

¿Cómo ser un buen marido?

Si el Señor te ha dado a una mujer, Él te llama a que la ames, que la entiendes, te llama para honrarla, para dirigirla, para proveer para ella, y para dormir con ella.

Amarla. “Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella” (Efesios 5:25). El amor de Cristo por su Iglesia fue tan grande que estaba dispuesto a morir por ella. De la misma manera, los esposos deben amar a sus esposas tanto que están dispuestos a dar la vida por ellas. Nadie puede amar como Jesús amó, por tanto es imposible alcanzar la norma que la Biblia nos da. Esto debería hacer que todo marido se da cuenta que tiene que depender del Señor todos los días. Así puede amar a su esposa tanto como debería.

Entenderla. “De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes” (1 Pedro 3: 7). Aunque muchos hombres piensan que es imposible entender a las mujeres, tu como marido estás llamado a hacer tu mejor esfuerzo para comprender al menos una: su esposa. Tendrás que escucharla. Tendrás que hacerle preguntas. Tendrás que darte cuenta de que sus sentimientos funcionan de distinta manera que tus propios sentimientos.

Honrarla. “Tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada” (1 Pedro 3: 7). Debido a que tanto tu como tu esposa tienen un alma para la eternidad, las que tienen el mismo valor. Debido a que tu esposa es más delicada de lo que eres tú. Necesita que le des honor a ella de una manera especial para lograr que se de cuenta cuánto vale. También es necesario que le protejas. El feminismo insiste en oscurecer las diferencias entre hombres y mujeres. Esto conduce a una pérdida en la que la conciencia que los hombres tienen que honrar y proteger a las mujeres, especialmente los maridos a sus esposas. En la rutina de la vida diaria, el comando a los esposos es que “no sea mentiroso” a sus esposas (Colosenses 3:19) es una de las formas más importantes para mostrar el honor que las esposas merecen.

Conducirla. “Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo” (Efesios 5:23). En el matrimonio el esposo y la esposa tienen cada uno su propia función y responsabilidad. Aquí vemos que un matrimonio feliz es un matrimonio en la cual un marido le da el liderazgo en amor a su esposa, buscando lo mejor para ella y para su familia.

Proveer para ella. Un marido debe alimentar y cuidar a su esposa (Efesios 5:29). Se asegura que se proporciona alimento y refugio, tanto física como espiritualmente.
Dormir con ella. “El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo” (1 Corintios 7: 3). Este versículo muestra que incluso en las relaciones sexuales, el marido tiene que dar, no tomar. Su énfasis está en darle placer a su esposa, no su propio placer. La sexualidad se celebra en la Biblia (ver Cantares, Proverbios 5). Es para ser disfrutado dentro de los límites que Dios ha establecido por ello: El matrimonio de un hombre y una mujer. Un marido está llamado a ser siempre fiel a su esposa (Hebreos 13: 4).

Tener una esposa es una bendición del Señor (Proverbios 18:22). ¡Si tú has recibido esa bendición, honra a Dios y cumple con tu esposa al tratarla de acuerdo a las pautas de Dios!

Marten Visser

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.