Palabrasbiblicas.net
resurrection body

¿Cómo será el cuerpo de resurrección?

Al final del mundo, cuando Jesús regrese, todos los muertos serán resucitados. Algunos serán resucitados a la vida eterna, otros a la vergüenza eterna (Daniel 12: 2). Cómo será su cuerpo de resurrección depende del grupo al que pertenezca. ¡Esa es la pregunta más importante de tu vida!

Los cuerpos de los condenados.

Quizás las palabras más sinceras que Jesús pronunció alguna vez fueron: “Temed a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” (Mateo 10:28). No se trata del diablo, como algunas personas suponen. Se trata de Dios, porque Dios es quien juzga. Podemos aprender de este versículo que los condenados al infierno tienen un cuerpo. Esto se confirma en Apocalipsis 20. Todos los muertos cobran vida. Entonces Juan dice “y vi a los muertos, grandes y pequeños, parados frente al trono […] si no se encontraba el nombre de alguien escrito en el libro de la vida, lo arrojaron al lago de fuego” (Apocalipsis 20: 12,15 )

La Biblia no nos dice mucho sobre los cuerpos de los condenados. Jesús dice acerca de las personas en el infierno que “su gusano no muere y el fuego no se apaga” (Marcos 9:48). Esta es una imagen (no una descripción literal) del sufrimiento continuo. Lo más importante que sabemos sobre los cuerpos de los condenados es que permiten sufrir para siempre. Sin embargo, Dios ofrece la salvación de ese terrible futuro. Todos los que confían en Jesús, se levantarán a la vida eterna.

Los cuerpos de los creyentes.

Los creyentes obtendrán un cuerpo de resurrección también. Sabemos mucho más sobre este cuerpo de resurrección. Permítanme sacar algunas de las cosas importantes que se enseñan en el Nuevo Testamento sobre el cuerpo de resurrección de los creyentes.

1.      Hay casi lo mismo entre el viejo y el nuevo cuerpo

Acerca de los creyentes que están vivos cuando Jesús viene, Pablo escribe “todos seremos transformados” (1 Corintios 15:52). Entonces los viejos cuerpos no se descartan. Sigue siendo el mismo cuerpo, pero ha cambiado. Sigue siendo el mismo, ya que todavía se puede reconocer, como Jesús fue reconocido después de su resurrección (Juan 20:16). Todavía puede comer y beber, como lo hizo Jesús después de su resurrección (Lucas 24:43), todavía tiene carne y huesos, como lo hizo Jesús después de su resurrección (Lucas 24:39). Todavía habrá hombres y mujeres, aunque no habrá matrimonio (Mateo 22:30), y diferentes etnias (Apocalipsis 7: 9).

2.    En el cuerpo de la resurrección, seremos como Jesús después de su resurrección.

Filipenses 3:20 nos dice que Él “transformará nuestro cuerpo humilde para ser como su cuerpo glorioso”.

3.    En el cuerpo de la resurrección, no podemos morir de nuevo.

Es imperecedero (1 Corintios 15:42). Entonces la resurrección no es una segunda oportunidad para hacerlo bien. Es el cumplimiento de todos nuestros sueños y deseos. Todo estará bien. En el cuerpo de la resurrección, no conoceremos la muerte, pero tampoco sabremos el duelo, el llanto o el dolor (Apocalipsis 20: 4).

4.     En el cuerpo de resurrección, seremos gloriosos (1 Corintios 15:43)

En el Antiguo Testamento, Moisés reflejaba la gloria de Dios de tal manera que la gente no podía mirarlo a la cara. En el cuerpo de resurrección, seremos aún más gloriosos que eso (2 Corintios 3:11).

5.    En el cuerpo de resurrección, podremos hacer mucho más de lo que podemos hacer ahora

En comparación con nuestros cuerpos de resurrección, nuestros cuerpos actuales son débiles (1 Corintios 15:43). Una de las capacidades que parece que recibimos en el cuerpo de resurrección, es movernos a voluntad de un lugar a otro, sin estar restringidos por puertas o distancia. Al menos, ese fue el caso de Jesús (Juan 20:19), y si nuestros cuerpos fueran como los suyos, podríamos obtener la misma capacidad.

6.     En el cuerpo de resurrección, nos centraremos en hacer la voluntad de Dios

Tendremos uncuerpo espiritual (1 Corintios 15:44). Como se explicó anteriormente, el cuerpo de resurrección tiene carne y huesos. Que el cuerpo sea “espiritual” no significa que sea menos corporal. Significa que no trae tentaciones para alejarnos de Dios. “El espíritu está dispuesto pero la carne es débil” es cierto sobre nuestro cuerpo actual, pero no sobre el cuerpo de resurrección. Allí siempre estaremos listos para hacer la voluntad de Dios, y nuestros cuerpos serán los instrumentos perfectos para eso. Eso es lo que significa tener un “cuerpo espiritual”.

¿Cómo será el cuerpo de resurrección?

Si crees en Jesús, tu cuerpo de resurrección será imperecedero, glorioso, poderoso y un instrumento perfecto para servir a Dios. Seguirás siendo tu, pero tu cuerpo adoptará las características del cuerpo de Jesús después de su resurrección. ¡Así que confía en él y espera esta gloria eterna!

¿Cómo te habla esta enseñanza bíblica? ¡Por favor comparte tus pensamientos abajo!

Lea también ¿Obtuvo Jesús otro cuerpo después de la resurrección?

Marten Visser

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.

Curso Bíblico Gratis

Ahora ofrecemos un curso bíblico 100% gratuito basado en Internet. En 15 lecciones cortas aprenderás más sobre Jesús.

Regístrate gratis