Compartir la obra salvadora de Dios con nuestros hijos

Do you think the world can become a better place according to the Bible?

«Y cuando tus hijos te digan: ‘¿Qué quieres decir con este servicio?’ les dirás…» (Éxodo 12:26-27).

Los israelitas tienen que celebrar cada año su liberación de Egipto. No sólo para alabar a Dios y recordar lo grande que es el Señor, sino también para contar a sus hijos todo lo que ocurrió. Puesto que estos niños aún no habían nacido en la época de la esclavitud de Israel en Egipto, o eran demasiado pequeños para recordar este tiempo, dependen de sus padres para aprender sobre Dios y su obra de salvación.

El paralelismo es claro. Conocemos las maravillas de Dios, sus promesas y su cumplimiento, su carácter y su voluntad, porque se nos han transmitido muchas historias, principalmente a través de la Biblia, pero quizá también a través de testimonios personales de compañeros creyentes.

Esto es importante, y debemos transmitir este conocimiento a la generación venidera. «Para que todos los pueblos de la tierra sepan que la mano del Señor es poderosa, para que temáis al Señor, vuestro Dios, para siempre» (Jos.4:24).

¿Cómo has aprendido sobre Dios? ¿Cómo puedes transmitir este conocimiento?

Compartir post