Palabrasbiblicas.net
What is the difference between trials and temptations?

¿Cuál es la diferencia entre pruebas y tentaciones?

¿Cuál es la diferencia entre dos pelotas de fútbol? Bueno, nada importante, el fútbol es el fútbol. Esa es una respuesta correcta. Otra forma de verlo es cómo se usan los balones de fútbol. Si uno se usa para que los niños jueguen y el otro para romper una ventana a propósito, uno es un juguete y el otro es un arma. Es similar con las pruebas y las tentaciones.

Situación difícil

Lo que llamamos pruebas y tentaciones tiene solo una palabra griega en el Nuevo Testamento. Es una situación difícil. Cuál es el propósito de la situación difícil y cómo respondemos a ella, determine si en inglés lo llaman prueba o tentación.

Para crecer o demoler nuestra fe

Cuando Dios nos lleva a una situación difícil, es con el propósito de hacer crecer nuestra fe.

Cuando Dios nos lleva a una situación difícil, es con el propósito de hacer crecer nuestra fe. Llamamos a esto una prueba. Cuando el diablo nos lleva a una situación difícil, es con el propósito de demoler nuestra fe. Llamamos a esto una tentación. Y si queremos pecar debido a la situación en la que nos encontramos, también se convierte en una tentación. Es el propósito del diablo y nuestra propia inclinación al pecado lo que convierte algunas situaciones en tentaciones. Veamos cómo funciona esto en la Biblia.

En Santiago 1: 2 leemos «hermanos míos tened por sumo gozo, cuando os halleís en diversas pruebas». Entonces una prueba es algo bueno. ¿Por qué? Porque pone a prueba nuestra fe, produciendo firmeza que conduce a la perfección e integridad (versículo 4). Este tipo de prueba es una bendición que nos prepara para la vida eterna (versículo 12).

 

Pero en el mismo capítulo leemos que podemos responder de manera incorrecta a nuestras pruebas. Es entonces cuando en inglés la palabra «tentación» se convierte en la correcta para describir la situación. Nunca debemos culpar a Dios por eso. Son nuestros propios deseos los que conducen al pecado, y el pecado conduce a la muerte (versículos 14 y 15).

No hay razón para desesperarse

Pero no hay razón para desesperarse. Pero Pablo escribe: “Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel, no permitirá que la tentación sea mayor  de lo que puedas soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedas resistir” (1 Corintios 10:13). Básicamente dice: ser tentado es solo parte de ser humano. Siempre habrá tentaciones. Pero cuando eres cristiano, Dios te da todo lo que necesitas para escapar de la tentación. Eres guiado por el Espíritu Santo.

¿Todavía tienes miedo de caer en pecado debido a las tentaciones? Eso es bueno. Estar demasiado confiado es una señal segura de que se caerá. La Biblia nos da una forma clara de ayudarnos a no caer en la tentación: la oración. «Velad y orad para que no entres en la tentación» (Marcos 14:38).

Entonces, sea cual sea la prueba por la que estés pasando, confía en que Dios construirá tu fe a través de ella. Independientemente de la tentación que estés enfrentando, ora para que permanezcas fiel a Dios y no caigas en pecado.

¿Cómo te habla esta enseñanza bíblica? ¡Por favor comparte tus pensamientos abajo!

Lea también ¿Qué hacer cuando la vida se pone realmente difícil?

Marten Visser

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.