Palabrasbiblicas.net
Does God approve of the existence of various denominations?

¿Dios aprueba la existencia de varias denominaciones?

No, Dios no aprueba las denominaciones. En la noche antes de ser crucificado, Jesús oró: “Santo Padre, guárdalos en tu nombre, … para que sean uno, así como nosotros somos uno” (Juan 17:11). Dios desea la unidad de su iglesia.

La palabra “iglesia”

En el Nuevo Testamento, la palabra “iglesia” se usa de tres maneras. Primero, se usa para la iglesia mundial. Un ejemplo de esto es Efesios 5:23: “Cristo es la cabeza de la iglesia, su cuerpo”. Segundo, se usa para la iglesia en una ciudad, por ej. “El informe de esto llegó a los oídos de la iglesia de Jerusalén” (Hechos 11:22). En tercer lugar, se utiliza para iglesias en casas. Un ejemplo es “Saluden también a la iglesia en su casa” (Romanos 16: 5). Esta iglesia en casa obviamente era parte de la iglesia más grande de Roma.

Una iglesia mundial

Así que, en opinión de Dios, hay una iglesia mundial. Hay una iglesia en cada localidad (pueblo o ciudad). Esta iglesia puede tener varios puntos de encuentro. Esto sigue siendo una verdad espiritual. Lamentablemente, organizacionalmente ya no es cierto. Hay muchas denominaciones diferentes. Si bien solo unos pocos se considerarían a sí mismos como la verdadera iglesia de Dios, no hay unidad organizativa entre ellos.

El pecado es la razón de las denominaciones.

El pecado es la razón de esto. El pecado es la razón por la cual la iglesia no estaba proclamando el mensaje del Evangelio de la gracia de Dios en la Edad Media, y que se necesitaba la Reforma Protestante. El pecado es la razón por la que el movimiento protestante se dividió en incontables denominaciones sobre las diferencias que no tocaron el corazón del Evangelio.

A medida que las divisiones en la iglesia se volvieron más aceptables, tristemente incluso los desacuerdos y ambiciones personales se convirtieron en razones comunes para comenzar nuevas denominaciones. La manera más irónica de comenzar una nueva denominación es no reconocer iglesias en denominaciones y comenzar a reunirse como creyentes, afirmando que no son denominaciones en absoluto, o que son la única iglesia verdadera. Esto se ha hecho a menudo en la historia de la iglesia, y siempre el resultado ha sido solo una denominación más.

El credo de los Apóstoles

¿Qué podemos hacer en una situación como esta? Continuamos confesando con el Credo de los Apóstoles, creemos en “la santa iglesia católica (que es” universal “), aunque ahora solo podemos ver una unidad espiritual y no organizativa. Reconocemos a los hermanos y hermanas en el Señor, aunque sean miembros de iglesias en otras denominaciones. La visión de Dios de la unidad para su iglesia también nos hace fieles a la iglesia local en la que el Señor nos ha colocado. Nos damos cuenta de que hay diversidad en el cuerpo de Cristo, y que eso es parte del diseño de Dios. No debemos buscar un grupo de personas que sean como nosotros.

Al mismo tiempo, como la iglesia, el cuerpo de Cristo, se rompió en la historia de la iglesia a través de las acciones pecaminosas del hombre, estamos en guardia contra las señales de peligro que acabamos de mencionar: un evangelio falso; el sectarismo que trata de forzar la uniformidad en lugar de la unidad espiritual; e iglesias basadas en la ambición personal, en las cuales los líderes no son responsables ante el cuerpo más amplio de Cristo. Si nos encontramos en una de estas situaciones, podríamos necesitar movernos hacia una iglesia que sea una expresión más fiel del cuerpo de Cristo.

La iglesia de Cristo

Recordemos que es la iglesia de Cristo. No es una asociación de voluntarios que podamos comenzar por nosotros mismos de acuerdo a nuestro gusto. Así que oremos por claridad para entender el Evangelio. Oremos por la unidad espiritual entre todos los hijos de Dios. Oremos también por la unidad organizativa que las iglesias protestantes han desestimado muy a la ligera en la historia. Más unidad traería más responsabilidad mutua, lo que ayudaría a las iglesias a permanecer bíblicas. También nos ayudaría a celebrar más la unidad en la diversidad. Y lo más importante, sería una respuesta a la oración de Cristo “que sean uno, así como nosotros somos uno”.

¿Cómo te habla este pasaje de la Biblia? ¡Por favor comparte tus pensamientos abajo!

Lee también ¿Cuál iglesia es la correcta?

Marten Visser

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.