Palabrasbiblicas.net
¿Dónde estaba ubicado el Jardín del Edén?

¿Dónde estaba ubicado el Jardín del Edén?

Algunas preguntas quedan sin respuesta. Una de estas preguntas tiene que ver con la ubicación del jardín del Edén. En Génesis leemos acerca de Dios, quien creó el cielo y la tierra. Concluye su creación con la siguiente declaración, que muestra su contentamiento:

“Y Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno …”(Génesis 1:31 ESV)

Pero la historia continúa. En el capítulo 2, leemos acerca de la creación del hombre. Dios pone al hombre en un jardín, llamado Edén:

“Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, en el este, y allí puso al hombre que había formado”.(Génesis 2: 8 ESV)

Leemos acerca de “un jardín en el Edén”. ¿Dónde está esto? Para ser honesto, no podemos darle la ubicación exacta de este jardín. Simplemente no lo sabemos. ¿Pero no nos dice la Biblia más acerca del Edén? Si lo hace:

“Un río fluyó de Edén para regar el jardín, y allí se dividió y se convirtió en cuatro ríos. El nombre del primero es el Pishon. Es el que fluyó alrededor de toda la tierra de Havila, donde hay oro. Y el oro de aquella tierra es bueno; bdellium y piedra de ónix están ahí. El nombre del segundo río es el Gihón. Es la que fluía por toda la tierra de Cus. Y el nombre del tercer río es el Tigris, que fluye al este de Asiria. Y el cuarto río es el Eufrates.(Génesis 2: 10-14 ESV)

Debido a estos versículos, es probable que el jardín del Edén estuviera ubicado en algún lugar del país que hoy en día se llama Irak. Pero, de nuevo, es imposible decir con precisión dónde estaba ubicado el jardín del Edén.

Eden no se trata de la ubicación, se trata del significado de la vida

Parece que la ubicación exacta del jardín no es tan importante para nosotros. Más bien, debemos enfocarnos en la relevancia del jardín del Edén para nuestras vidas, como lo muestra la Biblia. En el Edén, el hombre era perfecto. Caminó alegre y sin pecado con Dios. El nombre de Eden probablemente se refiere a una vida de lujo o placer. Esta sería una descripción sorprendente de la vida que vivieron Adán y Eva antes de que ellos pecaran contra Dios. Esto nos lleva al “lado oscuro” del Edén. El hombre pecó, y quedó bajo el dominio de la muerte y el pecado (Romanos 5:12).

El segundo edén vendrá

Pero la gloria de Dios brilla, incluso en este oscuro momento de pecado. Él muestra su gracia prometiendo la salvación. Vendrá un Redentor. El apóstol Pablo escribe:

“Porque la creación fue sometida a futilidad, no voluntariamente, sino a causa de quien la sometió, con la esperanza de que la creación misma sea liberada de su esclavitud a la corrupción y obtenga la libertad de la gloria de los hijos de Dios”. Romanos 8: 20-21 ESV)

Esta “libertad de la gloria de los hijos de Dios” será experimentada por aquellos que confían en el Único y único Salvador que Dios ha prometido en el huerto del Edén: Su Hijo Jesucristo. Solo por el trabajo terminado, su sacrificio redentor en la cruz y su resurrección, es posible disfrutar de la comunión con Dios en la presencia de Dios. Esta Nueva Jerusalén será un lugar de “lujo y placer”. Habrá una gran multitud que nadie podrá contar, ver Apocalipsis 7: 9, que cantará y se jactará solo en la sangre del Cordero.

¿Disfrutas de la comunión con Dios a través del Evangelio de Jesucristo?

Robert Bezemer

Robert Bezemer

Robert Bezemer (1988) nació en Eindhoven, Países Bajos. Estudió teología. Actualmente, trabajo en Holanda como un ingeniero de datos. Tambien estoy involucrado con Veritas College Internacional, institucion especialmente formada para ayudar a personas a que lean y entiendan mejor la Biblia por si mismos. En el 2013 me case con mi esposa Rolinda.