Palabrasbiblicas.net
Do Christians need to keep the Old Testament law?

¿Los cristianos tienen que cumplir la ley del Antiguo Testamento?

¿Todavía tenemos que cumplir la ley del Antiguo Testamento, como parece sugerir Mateo 5: 18-19?

La respuesta corta a esta pregunta sobre si debemos mantener la Ley del Antiguo Testamento es que no, los cristianos no están obligados a vivir bajo la Ley del Antiguo Testamento establecida en los primeros cinco libros de la Biblia. Sabemos esto porque muchos versículos del Nuevo Testamento abordan este tema. Cuando intentamos comprender un pasaje difícil, una buena práctica es encontrar otros pasajes de la Biblia que nos ayuden a entenderlo.

La ley sirvió como tutora

En Gálatas 3: 23-26, Pablo enseña que la Ley sirvió como un “tutor” para guiarnos a la fe en Jesús. La Ley nos muestra nuestra incapacidad para guardar la Ley con nuestras propias fuerzas. Él concluye: “Ahora que ha llegado la fe, ya no estás bajo un tutor (la Ley)”.
En Romanos 3: 19-26 vemos que nadie puede ser justificado por cumplir la ley porque todos fallamos en nuestros esfuerzos por cumplirla. De hecho, somos justificados por la fe en Jesús, aparte de la ley. En Romanos 7: 6 Pablo declara “hemos sido liberados de la Ley”. Continúa diciendo en Romanos 10: 1-4 que Jesús es “el fin de la ley para justicia de todos los que creen”. Véase también Gálatas 2: 15-21; Efesios 2: 8-10.

¿De qué estaba hablando Jesús?

Entonces a la luz de estos otros versículos de la Biblia, ¿de qué estaba hablando Jesús en Mateo 5: 18-19? Estos dos versículos son en realidad parte de una sección más larga (Mateo 5: 17-48) en la que Jesús enseña acerca de lo que significa “cumplir” la Ley y los Profetas (todo el Antiguo Testamento). Los líderes religiosos de los días de Jesús prestaron especial atención a obedecer o “guardar” el estricto sentido legal de los 631 mandamientos expuestos en los primeros cinco libros de la Biblia. Una de sus preocupaciones acerca de Jesús es que no parecía obedecer estas leyes de la misma manera que ellos (Mateo 12: 1-2, 12: 10-12; Marcos 2: 23-27, 3: 1-6), 7: 1-5; Lucas 13: 10-17; Juan 5: 2-18).
Jesús vino a cumplir las Escrituras

En Mateo 5: 17-19, Jesús afirma la naturaleza perdurable y la autoridad de las Escrituras con mucha claridad. De hecho, anuncia que vino a cumplir las Escrituras, que señalan el camino hacia Él como el Mesías prometido de Dios (véase Lucas 24: 25-44, Juan 5: 39-46). Esto se refuerza cuando Jesús vincula las Escrituras con la idea de que “todo” se logró (Mateo 5:18). Como sabemos por Juan 19:30; Gálatas 4: 4-5; Efesios 1:10; Colosenses 1: 15-20; y Hebreos 1: 1-4, esta promesa de todo lo que se está cumpliendo se cumplió en la vida, muerte y resurrección de Jesús.

Habiendo establecido su profundo respeto por las Escrituras, Jesús continúa extrayendo el significado más profundo de varios mandamientos específicos con una serie de afirmaciones que “has escuchado, pero te digo …” en Mateo 5: 21-48. En lugar de dejar a un lado las leyes, Jesús muestra que el significado completo de las leyes tal como Dios las quiere las hace más difíciles de cumplir, y que para entrar en el reino de los cielos uno debería exceder la rectitud de los líderes religiosos (Mateo 5:20 ) De hecho, Jesús concluye la sección con la necesidad de que sus oyentes sean perfectos, ya que Dios es perfecto (Mateo 5:48).

La razón por la cual Jesús vino

Así como los oyentes de Jesús estaban asombrados de las enseñanzas de Jesús (Mateo 7:28) así podríamos ser, porque ninguno de nosotros puede ser perfecto como Dios. Es por eso por lo que Jesús vino a la tierra, tanto para salvarnos a través de su muerte sacrificial, y para mostrarnos cómo Dios quiere que vivamos. Cuando somos redimidos por medio de Jesús, recibimos su Espíritu que nos capacita para crecer en nuestra capacidad de vivir el significado más profundo de los mandamientos de Dios (Tito 3: 5-8).

Lea también ¿Aplicando el Antiguo Testamento en la vida de hoy?

Join 6000+ readers

And get all latest articles in your inbox
SUBSCRIBE