Palabrasbiblicas.net
¿Los musulmanes y los cristianos adoran al mismo Dios?

¿Los musulmanes y los cristianos adoran al mismo Dios?

Hay similitudes en cómo los musulmanes y los cristianos ven a Dios. Ambos creen en un Dios, que ha creado el universo. Hay similitudes entre el libro de los musulmanes, el Corán y la Biblia. En ambos libros se pueden encontrar personas como Abraham, Moisés y David. Dios es soberano, omnipresente y todopoderoso, tanto para los musulmanes como para los cristianos. También Jesús se encuentra tanto en el Corán como en la Biblia.

Sin embargo, hay una diferencia vital entre los dos puntos de vista. Los cristianos creen en Jesús como el Salvador, el Hijo de Dios que vino a soportar el castigo del pecado (Juan 3:16). Él no es sólo un profeta, como lo ven los musulmanes. Los cristianos creen que Jesús es Dios encarnado (Colosenses 1: 15-17, 19). Jesús es el centro de la creencia cristiana: todo depende de él. Conquistó el pecado y la muerte, y nos reconcilió con Dios Padre (Colosenses 1:20). Él resucitó de entre los muertos y también todos los que confían en él serán resucitados de entre los muertos (1 Corintios 15: 20-23).

El Espíritu Santo también es vital en la creencia cristiana. Sin la obra del Espíritu Santo en la vida del creyente, el verdadero conocimiento de Dios es imposible (Juan 16:13, 14). Es a través del Espíritu que el creyente es capaz de entender la Palabra de Dios, la Biblia. Es a través de la obra del Espíritu que el creyente es cambiado en su patrón de pensar y actuar, para hacerse más como el Hijo de Dios, Jesús (Romanos 8: 5,9, Gálatas 5:22).

¿Los cristianos y los musulmanes adoran al mismo Dios? Sólo hay un Dios verdadero. La verdadera pregunta es, ¿qué grupo realmente entiende quién es Dios? Dios se ha revelado en su Palabra, la Biblia, y podemos conocerlo a través de su Hijo Jesucristo. Jesús mismo afirmó que él es el único camino hacia Dios (Juan 14: 6). Así que los musulmanes tratan de adorar a Dios, pero no lo conocen. Por lo tanto, no pueden ser verdaderos adoradores que adoran a Dios como Padre en espíritu y en verdad, como Jesús dijo (Juan 4:23).

Dios es amor. Esta es una verdad clara que nos habla desde cada página de la Biblia. Nos habla a través del sacrificio de Jesús que murió en la cruz para salvarnos del infierno y del castigo eterno (1 Juan 4: 7-10). Dios desea que cada persona sea salva y esté con él (1 Timoteo 2: 4) – no es por las obras que somos salvos, sino por su misericordia y gracia (Efesios 2: 4). Que todas las personas en la tierra conozcan a Dios de esta manera.

Palabras Biblicas