Palabrasbiblicas.net
Mi esposo se convirtió al Islam. ¿Cómo debo tratarlo?

Mi esposo se convirtió al Islam. ¿Cómo debo tratarlo?

Hay un pasaje en la Biblia que habla directamente acerca de tu situación. Lo puedes encontrar en 1 Pedro 3: 1-6: «Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, cuando ven su conducta respetuosa y pura. No deje que su adorno ser externo – el trenzado de cabello y la imposición de joyas de oro, o la ropa que llevas – pero vuestro atavío sea la persona interior del corazón con la belleza incorruptible de un espíritu afable y apacible, que a los ojos de Dios es muy valioso. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus propios maridos, como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza «.

En primer lugar la Biblia llama a las esposas a aceptar su marido como cabeza de la familia. Independientemente de que el marido sea o no sea un cristiano. Así es como Dios planeó la familia. En este pasaje Pedro se dirige específicamente a las mujeres que tienen esposos incrédulos. Él les dice: deje que su marido vea tres cosas en tu vida: el respeto, la pureza, y un hermoso espíritu.

A pesar de que no es creyente, tu esposo tiene cosas que puedes respetar en él. Estás llamada a respetarle como un hombre. Esto es muy importante, ya que es muy difícil para cualquier hombre mostrar amor a su esposa si no se siente respetado. Los hombres necesitan respeto como las mujeres necesitan amor.

La segunda cosa que le debes a tu marido, es la pureza. A pesar de que no es creyente, no debes estar buscando otro hombre. Dios les ha unido. Si él es feliz estando contigo, tú debes quedarte con él (1 Corintios 7:13). Ora por él todos los días, que Dios revele su Hijo a él, y que tu marido llegue a ser un cristiano también.

Por último, Pedro te llama a mostrar un hermoso espíritu. ¿Cómo se obtiene un bello espíritu? A través de vivir con Jesús; a través de la oración y de la lectura de la Palabra de Dios; a través de confiar en Dios y no en tí mismo. Eso te dará ‘belleza imperecedera’, y tu marido no podrá evitar sentirse atraído por eso. Pedro dice que de esa manera, se le puede ganar ‘sin palabras’.

Eso es muy inteligente de Pedro – por supuesto, fue llevado por el Espíritu Santo en la redacción de esto. Porque no hay nada que los hombres odian tanto como sus esposas que les dicen qué hacer. En realidad, hay una cosa que odian aún más: cuando sus esposas siguen diciendoles qué hacer después de que no han escuchado la primera vez. Se llama fastidiar, importunar, porfiar. El resultado es que los hombres cierran sus oídos y sus corazones a sus esposas.

No lo hagas, te advierte Pedro. Muestra a tu marido lo hermoso que tu espíritu es. Al final te pedirá: ¿por qué estás tan maravillosa? Entonces puedes decir: es a través de Jesús.

Por último, Pedro señala que existen limitaciones para el respeto que una mujer necesita mostrsar a su marido. Dice al final: «No tema ninguna amenaza». Un marido que es musulmán es ciertamente alarmante. Sin embargo, Pedro dice: «No tema». No deje que él decida lo que tú crees. No dejes que él decida cómo servir a Dios. Tu fidelidad al Señor Jesús triunfa sobre la lealtad a tu marido. Así que es posible que encuentres una situación en la que tendrás que decir: ‘ Te respeto como mi marido, pero no voy a pecar contra Dios.’

Respeta a tu marido. Ora por él. Ganalo a través de tu hermoso espíritu. Y mantén firme tu fe.

Marten Visser

Marten Visser

Marten Visser (1971) experimento el llamado de Dios para ser misionero cuando estaba en jardin infantil. Obtuvo su Master en Divinity, Master en Teologia en Misionologia, Master en Antropologia como tambien un PHD en Teologia. En 2000, se transformo en una misionero en plantacion de iglesia en Tailandia, con OMF, junto a su esposa Esther. En 2015 volvieron a Holanda, donde Marten fundo la organizacion misionera GlobalRize, y donde sirve como director de evangelismo.