¿Por qué Dios no quiso darle un rey a Israel?

Why did God not give a king to Israel? rey

Cuando los israelitas estaban pidiendo un rey, ¿por qué Dios se resistía a dárselos, mientras que en Génesis 49:10 se profetizó que el cetro no se apartaría de Judá?

 

Rechazando a Dios

Cuando los israelitas pidieron un rey, Dios dice que “me han rechazado para que no sea rey sobre ellos” (1 Samuel 8: 7). Ese fue el meollo de su pecado. Querían tener un rey “como todas las naciones” (1 Samuel 8: 5). ¡Pero el plan de Dios para Israel no era dejarlos ser “como todas las naciones”! Dios era su rey y los gobernaba directamente. Habló a su pueblo a través del profeta Samuel. Pero eso no fue suficiente para ellos. No querían que un simple profeta les hablara las palabras de Dios. ¡Querían un monarca fuerte y poderoso! Y se olvidaron de que el Señor mismo era su rey fuerte y poderoso.

 

El cetro de Judá

¿Cómo cuadra esto con la profecía de que el cetro no se apartaría de Judá? Primero, el cumplimiento final de esta profecía no se encuentra en ningún rey terrenal de Israel, sino en el Señor Jesús. Puedes ver esto en Génesis 49:10: “El cetro no se apartará de Judá, ni la vara de mando de sus descendientes, hasta que venga aquel a quien le pertenece; aquel a quien todas los pueblos honraran”. La Biblia habla de “pueblos”, no solo del pueblo de Israel. Jesús es el Rey de reyes, pero su reino no es de esta tierra.

En segundo lugar, indudablemente esta profecía también encuentra un cumplimiento parcial en el rey David y su línea real. Y es muy probable que Dios le hubiera ordenado a Samuel que ungiera a David como rey incluso si Saúl no hubiera sido rey antes. Así como Dios podía gobernar a su pueblo por medio de un profeta, podía gobernar a su pueblo por medio de un rey. Pero Israel no estaba contento con lo que Dios les dio en ese momento y exigió un rey antes del tiempo del plan del Señor. El resultado fue que consiguieron un rey ideal a los ojos del hombre: alto, fuerte y valiente. Sin embargo, su corazón no estaba bien con Dios. Y estaba claro que este no era el plan perfecto de Dios para Israel: porque el rey Saúl no procedía de la tribu de Judá, sino de Benjamín.

 

Lecciones importantes

Dios se mostró reacio a darle un rey a Israel cuando lo exigieron porque buscaban un monarca terrenal y no celestial; y porque no querían esperar el tiempo de Dios. Estas son lecciones importantes para nosotros. Debemos buscar bendiciones celestiales y no terrenales; y no debemos presionar al Señor para que confirme nuestro horario, sino confiar en que Él cumplirá sus buenos propósitos en Su tiempo perfecto.

 

Resumen

Jacob había profetizado que los gobernantes vendrían de la tribu de su hijo Judá. Entonces, ¿por qué Dios no quiso darle un rey a Israel? La motivación del pueblo de Israel fue incorrecta. Querían ser como otras naciones. No querían que Dios fuera su conductor. Sin embargo, en el tiempo de Dios, Él estableció la línea real de David y de esa línea el Mesías llegó a ser Rey para siempre.

 

¿Cómo te habla este pasaje de la Biblia? ¡Por favor comparte tus pensamientos abajo!

Lea también ¿Por qué están luchando Israel y los palestinos?

Compartir post

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email