Palabrasbiblicas.net

¿Puede un Cristiano fumar cannabis?

Tu pregunta: ¿Puede un Cristiano fumar cannabis?

En ningún lado la Biblia habla específicamente sobre cannabis. Aunque algunas personas han argumentado que Génesis 1:29 hace referencia a “hierbas”, y por lo tanto al cannabis.
La traducción original de la palabra “hierba” es, de hecho, solo un término general para “plantas verdes”… y el resto de ese versículo dice que Dios nos dio esas plantas para comer ¡no para fumar! Porque la Biblia no habla directamente sobre cannabis, necesitamos considerar principios bíblicos más amplios.

Jesús nos dice que toda ley de Dios surge de los dos mandamientos más grandes:
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo (Lucas 10:27). Así que la verdadera pregunta es: ¿puede el cannabis ayudarme a amar a Dios y a mi prójimo?
La Biblia parece decir: “Si… y no.”

Por un lado, Proverbios 31:6 dice que el alcohol puede traer alivio a la gente con mucha angustia (ver también 1 Timoteo 5:23). Dado que el cannabis puede tener un efecto similar ¿tal vez en algunas circunstancias médicos responsables pueden mostrar amor por sus pacientes administrándoles drogas medicinales (ej: cannabis) cuando están sufriendo? Si es así, cuando se usa el cannabis de esa manera, el paciente puede recibirlo debidamente con acción de gracias (1 Timoteo 4:4-5).

Por otro lado, los dos grandes mandamientos de Jesús descartan todo el uso recreativo de cannabis. El cannabis, como el alcohol, tiene el poder de esclavizarte (Proverbios 23:29-35), impidiéndote amar a Dios con todo tu corazón y tu alma. El cannabis, como el alcohol, puede confundirte (Proverbios23:33), impidiéndote amar a Dios con toda tu mente. El cannabis, como el alcohol, puede agotar tu energía (Proverbios 23:34), impidiéndote amar a Dios con todas tus fuerzas. Y el cannabis, como el alcohol, puede llevarte a la violencia (Proverbios 20:1), tanto directa como indirecta, para impedirte amar a tu prójimo como a ti mismo.

Otra razón por la cual los Cristianos no deben usar cannabis recreativamente es que debemos honrar las autoridades que Dios ha puesto sobre nosotros, y no romper la ley de la tierra (Romanos 13:1-5; Tito 3:1; 1 Pedro 2:13-17).

Finalmente, es especialmente pecaminoso usar el cannabis para intentar entrar a un “trance espiritual.” Gálatas 5:19 condena el pecado de la “pharmakeia” (un tipo de “hechicería” con la cual se usarían drogas y pociones mágicas para propósitos “espirituales” (ver también Apocalipsis 9:21; 18:20).

Dada la similitud entre el cannabis y el alcohol, la Biblia tiene una seria advertencia. Si te llamas a ti mismo un “Cristiano”, pero participas del uso abusivo de cannabis recreacional sin ningún deseo real de cambiar, te engañas a ti mismo (1 Corintios 5:11). Tú no estás viviendo como un Cristiano genuino (Tito 3:3) y no entrarás en el reino de Dios (1 Corintios 6:9-11).
Sin embargo, si lo que quieres liberarte del cannabis ¡la Biblia tiene algunas buenas noticias para ti!

Dios aun te ama (Romanos 5:8), y Jesús quiere liberarte de tu esclavitud y darte un nuevo comienzo (Gálatas 5:1). Hoy, Jesús te ofrece un regalo mucho más poderoso que el cannabis: el Espíritu Santo (Efesios 5:18) quien va a darte dominio propio para conquistar tus antojos y deseos pecaminosos (Gálatas 5:19-24) así tú puedes empezar a vivir para servir a otros y no para ti mismo (Gálatas 5:13) siguiendo los pasos de Jesús, quien dio su vida para el perdón y la salvación de los pecadores (1 Pedro 2:24-25).

Join 6000+ readers

And get all latest articles in your inbox
SUBSCRIBE