Palabrasbiblicas.net

¿Qué dice la Biblia sobre la confesión y el perdón?

“Sé que, si confesamos nuestros pecados, Dios está dispuesto a perdonarnos. Pero ¿qué sucede si muero antes de haber confesado un pecado en particular? ¿Dios me perdonará?

El pecado no cambia tu posición como hijo de Dios

Para responder a esta pregunta, primero enumeremos algunos textos bíblicos que brinden información básica necesaria. Cuando te conviertes en un creyente, sucede un cambio tremendo en tu relación con Dios.

  • Dios te adopta como su hijo: “Mira qué clase de amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios” (1 Juan 3: 1).
  • Solías ser oscuridad, pero ahora eres luz: “Porque una vez fuiste oscuridad. Pero ahora eres luz en el Señor” (Efesios 5:18).
  • Solías estar espiritualmente muerto, pero Dios te dio vida. “Dios … estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida cuando levanto a Cristo de los muertos” (Efesios 2: 4-5).
  • Te has convertido en un miembro de la iglesia, que es el cuerpo de Cristo: “Ahora tú eres el cuerpo de Cristo” (1 Corintios 12:27).
  • Has recibido el perdón de todos tus pecados: “Todo el que cree en Él recibe el perdón de los pecados a través de Su nombre” (Hechos 10:43).
  • Eres posesión de Dios con una posición especial: “Pero ustedes no son así porque son un pueblo elegido, son sacerdotes del Rey. Una nación santa, posesión exclusiva de Dios” (1 Pedro 2: 9).
  • Tienes una posición eternamente segura como oveja al cuidado de Jesús: “Les doy vida eterna, y nunca perecerán. Y nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:28).

¿Todo esto cambia cuando pecamos? No, sigue siendo cierto. ¿Cambia cuando no confesamos ese pecado antes de morir? No, sigue siendo cierto. Todas estas son promesas incondicionales para los hijos de Dios, y descripciones de su posición a la vista de Dios.

Confiesa tus pecados a Dios

Al mismo tiempo, la Biblia nos llama como creyentes a confesar nuestros pecados. “Pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1: 9). Cuando leemos esto a la luz de todos los versículos anteriores, está claro que no puede significar que hemos perdido nuestra salvación mientras no hayamos confesado nuestros pecados.

Nuestra posición como hijos de Dios no ha cambiado. Pero la relación ha cambiado. Un niño puede hacer algo para enojar o entristecer a sus padres. Pero eso no significa que ya no es su hijo. Sin embargo, necesita confesar y mejorar su vida para reparar su relación con sus padres. Lo mismo es cierto para los hijos de Dios. El amor de Dios por ti no ha cambiado. No has perdido tu salvación por el pecado. Pero para estar cerca de Dios nuevamente, para restaurar la relación, debes confesar tu pecado y recibir Su perdón.

Así que no tengas miedo de irte al infierno si tienes pecados no confesados ​​cuando mueras. Pero tampoco esperes para confesarlos. Confesar tus pecados y recibir el perdón de Dios te ayudará a caminar alegremente con el Señor todos los días de tu vida.

¿Cómo te habla esta enseñanza bíblica? ¡Por favor comparte tus pensamientos abajo!

Lea también: ¿Por qué necesitamos perdonar?

Biblword

Biblword is a ministry of GlobalRize. Marten Visser is the founding director of GlobalRize. Marten is a pastor from The Netherlands with long years of experience as a missionary in Thailand. We now have around 550 people from all over the world involved in GlobalRize’s ministry. Besides the English page, Biblword also exists in 25 other languages on Facebook.

Curso Bíblico Gratis

Ahora ofrecemos un curso bíblico 100% gratuito en línea. En 15 lecciones cortas aprenderás más sobre Jesús.

Regístrate gratis
banner BibliaDeEstudio