Palabrasbiblicas.net
What does God teach us in the letter to Titus?

¿Qué es lo que Dios nos enseña en la Carta del Apóstol Pablo a Tito?

¿Tiene Dios un plan para la iglesia y la sociedad a través de la salvación realizada por Jesucristo? ¡Sí, lo tiene! Y parte de este plan se puede entender mediante la lectura de la carta del apóstol Pablo a Tito.

Pablo dejó a Tito en Creta, Grecia, con la tarea de poner en orden lo que quedaba, y de nombrar ancianos en cada ciudad. En la carta a Tito, Pablo explica cómo esa orden debe ser realizada. Primero da consejos para los creyentes en la iglesia. Luego Pablo instruye a los hombres y mujeres con respecto a la piedad en su matrimonio y en la vida familiar. Además dice que los esclavos deben someterse a su maestro.

En el capítulo 2, vemos a Pablo explicando el propósito de Dios al realisar la salvación en Jesús:
“Porque la gracia de Dios se ha manidestado para salvación a todos los hombres, enseñandonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo auto-controlados, sobrios, justos, y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dió a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras” (Tito 2: 11-14, Reina Valera) .
Tomando en cuenta la lectura de toda la epístola de Pablo a Tito, podemos ver cómo usa estos cuatro versos como base para sus instrucciones a los llamados santos en las iglesias:

Las instrucciones para las personas dentro de la iglesia (1: 6-15):
• Los ancianos deben ser irreprensibles, maridos de una sola mujer, y sus hijos deben ser creyentes y no expuestos a la acusación de libertinaje ni de rebeldía.
• Un obispo bebe ser irreprochable también. Él no debe ser arrogante o irascible, borracho, violento o codicioso, sino hospedador, amante de lo bueno, autocontrolado, justo, santo y disciplinado. Su conducta debe ser adecuada, de acuerdo con lo que la Santa Palabra enseña. Que sea un ejemplo en su manera de vivir. Así pues, será capaz de dar la instrucción en la doctrina sana y también puede reprender a los que la contradicen.

Las instrucciones para los creyentes en la sociedad:
• Los ancianos deben ser sobrios, dignos, autocontrolados, sanos en la fe, en el amor, en la perseverancia.
• Las mujeres ancianas asimismo deben ser reverentes en su conducta, no calumniadoras ni esclavas de vino. Deben enseñar lo que es bueno y así formar a las mujeres jóvenes.
• Las mujeres más jóvenes deben ser capacitadas para amar a sus maridos y a sus hijos, para que sean prudentes, puras, trabajando en casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea injuriada.
• Los hombres más jóvenes deben ser auto-controlados. El mismo Tito tiene que ser un modelo y ejemplo de buenas obras (2: 8).
• Los esclavos deben ser sumisos a sus propios amos en todo; han de ser bien agradables, no argumentativos, no defraudando, sino mostrándose fieles.

La razón de las instrucciones que Pablo ha dado, se explica en el versículo 10: “para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador”.

Entonces, ¿cuál es la enseñanza fundamental de la carta a Tito? Gracia se ha manifestado a todos los hombres (Cristo compró y aseguró nuestra redención eterna al morir en la cruz y su resurrección de entre los muertos), de modo que en la fe hijos de Dios obedecen los mandamientos que Dios nos ha dado en su Palabra – tanto dentro de la iglesia y fuera la Iglesia. El Nombre de Dios será honrado y glorificado.

Cristianos, seámos valientes y sumisos a Dios, hágamos el bien a otras personas y glorifiquemos a nuestro Padre que está en los cielos!

Robert Bezemer

Robert Bezemer

Robert Bezemer (1988) nació en Eindhoven, Países Bajos. Estudió teología. Actualmente, trabajo en Holanda como un ingeniero de datos. Tambien estoy involucrado con Veritas College Internacional, institucion especialmente formada para ayudar a personas a que lean y entiendan mejor la Biblia por si mismos. En el 2013 me case con mi esposa Rolinda.