Palabrasbiblicas.net
Does Jesus now have a body or just a spirit?

¿Tiene Jesús un cuerpo o solamente un espíritu?

Cuando Jesús regresó al cielo regresó con un cuerpo (cuerpo y espíritu). Por lo tanto, cuando vuelva a la tierra de nuevo, en el fin del mundo todo el mundo podrá verlo, ya que tiene un cuerpo (Apocalipsis 1: 7).

Dios es espíritu (Juan 4:24) y por lo tanto, Jesús por toda la eternidad pasada no tenía cuerpo. Sin embargo, cuando Jesús nació como un bebé, tomó una forma humana:
El cual, siendo en la naturaleza de Dios, no consideraba la igualdad con Dios algo a que aferrarse, pero se hizo nada, tomando la naturaleza misma de un siervo, haciéndose semejante al hombre. (Filipenses 2: 7-9)

Recusitó con un cuerpo

Durante los 33 años (o más) de la vida de Jesús, él llevó este cuerpo, y fue este mismo cuerpo el que murió. Y sin embargo, cuando Jesús resucitó después de su muerte, todavía tenía un cuerpo humano (Juan 20:14, 17) que llevaba las cicatrices de su muerte (20:20, 26-27). Por lo tanto, Jesús pudo comer y beber con sus discípulos (Juan 21: 12-13, Lucas 24: 41-43).

Ascendió con un cuerpo

Cuando Jesús subió al cielo, ascendió con este mismo cuerpo (Lucas 24: 50-51, Hechos 1: 9), y regresará de la misma manera en que se fue (Hechos 1:11). Por lo tanto, Jesús todavía posee su cuerpo humano.

En este punto también es digno de mención que cuando Jesús resucitó, mientras todavía poseía su cuerpo humano, ese cuerpo también había cambiado de varias maneras. Por ejemplo, María no reconoció inicialmente a Jesús (Juan 20:14), y Jesús podía pasar por puertas cerradas y con llave (Juan 20:19). En otras palabras, hay continuidad y discontinuidad entre los cuerpos de pre resurrección de Jesús y después de la resurrección (hay algunas cosas que siguen iguales, y algunas cosas que son diferentes).

Muy importante

El hecho de que Jesús todavía tiene un cuerpo humano es muy importante, porque según Filipenses 3: 20-21, Jesús transformará nuestros cuerpos presentes para convertirse en su glorioso cuerpo resucitado:

Pero nuestra ciudadanía está en el cielo. Y de allí esperamos ansiosamente un Salvador, el Señor Jesucristo, quien, por el poder que le permite llevar todo bajo su control, transformará nuestros cuerpos humildes para que sean como su cuerpo glorioso.

¡Qué gloriosa esperanza tiene el cristiano!

Eunice Burden

Eunice Burden

Eunice, viene del Reino Unido y ha trabajado en Tailandia por 25 años. En aquel periodo, junto a un colega local, escribieron un curriculum de 4 años para las escuelas dominicales y viajaron por todo el pais ofreciendo seminarios para profesores de escuela dominical. Ella regreso al Reino Unido por 8 años, ya que sintio que Dios la llamaba a regresar.