Palabrasbiblicas.net
Tomar el nombre de Dios en vano

Tomar el nombre de Dios en vano

El tercer mandamiento es “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano” Éxodo 20:7. Esto significa que no debemos usar el nombre de Dios en una forma incorrecta o inapropiada. Algunas personas usan el nombre de Dios como un insulto, una exclamación de miedo o de sorpresa. Esta es una forma en la que el nombre de Dios es usado inapropiadamente. La mayoría de los Cristianos no dirían o usarían el nombre de Dios de esta forma.
Otra posibilidad es cuando la gente dice “Dios dice…” tal vez para agregar peso a lo que están diciendo, o tratar de forzar a otros a obedecer sus palabras. Desafortunadamente esta es una forma en la que los Cristianos a veces usan mal el nombre de Dios.

Decir estas palabras falsamente, o cuando Dios no ha hablado, es algo que Dios aborrece. En el Antiguo Testamento Él usaba a sus verdaderos profetas para hablar contra los falsos profetas, quienes decían que Dios había hablado cuando Él en realidad no lo había hecho. Jeremías 23:25, Ezequiel 22:28, Deuteronomio 13:1. Los falsos profetas fueron condenados a muerte.

Aunque hay muchas personas hoy en día que tratan de convencer a la gente de que Dios ha hablado a través de ellos, por este método (cuando Él en realidad no ha hablado), y aunque ellos no serán castigados con la muerte en este mundo, Dios dice que Él no los dará por inocentes. Para los Cristianos, cuando sabemos amar y honrar a Dios, es improbable que tomemos el nombre del Señor en vano, pero necesitamos ser cuidadosos con las palabras que decimos. Dios sí nos habla, Dios podría bien darnos un mensaje para darle a alguien más, pero asegúrate que el Espíritu Santo realmente ha puesto esas cosas en tu corazón, de lo contrario nosotros también podríamos encontrar que estamos tomando el nombre de Dios, usándolo inapropiadamente, usándolo para nuestros propios objetivos en lugar de para glorificar a Dios – cuyo nombre deberíamos siempre alabar, y glorificar delante de Él, y delante del mundo.

Adora a Dios en lugar de tomar Su nombre en vano.

Palabras Biblicas