Palabrasbiblicas.net
Why spend time alone with God?

¿Porqué es importante pasar tiempo a solas con Dios?

Pasar tiempo con Dios es una parte vital de la vida cristiana sin la cual somos como madera muerta o moribunda, cortada de nuestro árbol de la vida. Pasar tiempo con Dios debe convertirse en un instinto básico de la vida cristiana. Queremos pasar tiempo con nuestro Padre, nuestro Maestro, de modo que vamos a llegar a conocerlo más y saber lo que desea de nosotros. De esa manera sabemos cómo complacerlo, y disfrutar de su presencia y amistad, y para ser cada vez más como Él.

Un niño que evita su padre lo hace porque se siente culpable, porque tiene miedo o porque el padre ha hecho algo que hace que el niño esté enojado. Tal padre ha demostrado ser poco fiable. Tal vez el niño ha sido disciplinado por un error, o tal vez el padre ha sido cruel, abusivo o ha rechazado al niño y no está interesado en él y es siempre distante. Como hijos de Dios, el Señor a veces nos disciplina a causa de nuestros pecados. Pero podemos estar seguros de que nunca será abusivo y nunca nos rechazará. Dios nunca nos puede amar más que él hace en este momento. Sólo a medida que pasamos tiempo con Él podemos descubrir la verdad y la profundidad de este hecho.

Pasar tiempo con Dios debe ser tan automático como respirar. Es una línea de vida para nuestra vida cristiana, el camino hacia la madurez espiritual y el camino de la paz y de la alegría. Dios desea no sólo que pasemos tiempo con Él leyendo su palabra, orando y hablando con Él. Su deseo para nosotros es que vivamos conscientementes en su presencia todo el tiempo, 24 horas al día, 7 días a la semana. Salmo 16:11 dice: “En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra, para siempre”. Salmo 27: 4 añade: “Una cosa te pido de parte del Señor … que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová “.

Hay muchos versos similares, que nos instruyen acerca de vivir en la presencia de Dios. Igual que el aire que nos rodea, el Señor está constantemente con nosotros a través del Espíritu Santo. Jesús mismo promete “Yo estaré con ustedes siempre” (Mateo 28:20). Él siempre está a nuestro lado. Tenemos que desarrollar la conciencia de su presencia para que vayamos a ser capaces de darle gusto, disfrutar de Él, recurrir a Él fácilmente en tiempos de prueba, de tentación, o cuando necesitamos orientación, ayuda o estímulo. Él es nuestra constante fuente de consuelo, ayuda y paz cuando todo en nuestro alrededor parece confuso o caótico. Él será nuestra roca de refugio a la cual siempre podemos ir.

¿Por qué conformarse con sólo 15 o 30 minutos de “tiempo de silencio”? Dios nos llama a vivir delante de Él todos los días, todo el día, y, finalmente, en el cielo por toda la eternidad. En aquel día nos veremos cara a cara!

Eunice Burden

Eunice Burden

Eunice, viene del Reino Unido y ha trabajado en Tailandia por 25 años. En aquel periodo, junto a un colega local, escribieron un curriculum de 4 años para las escuelas dominicales y viajaron por todo el pais ofreciendo seminarios para profesores de escuela dominical. Ella regreso al Reino Unido por 8 años, ya que sintio que Dios la llamaba a regresar.