Palabrasbiblicas.net
Why are there different views on the value of the Bible?

Vivir confiado en Dios

“Yo me acosté y dormí, y desperté, porque el Señor me sustentaba” (Salmo 3:5).
Leer: Salmo 3

22 de Diciembre: 2 Reyes 13–14; Juan 2
Mientras sigo confiando en Dios a través de mis luchas en diferentes direcciones, aun las dificultades más simples pueden parecer un ataque feroz del enemigo. Problema uno me golpea por la derecha. Problema dos me ataca desde atrás. Problema tres me da un puñetazo en la nariz. Problema cuatro una herida en mi pierna que necesita antibiótico.

En esos momentos, cuando me faltan las fuerzas y no encuentro alivio inmediato, correr y esconderme parece ser una buena idea. Pero, como el dolor no me permite escapar, cambiar las circunstancias ni ignorar mis emociones, estoy aprendiendo lentamente a descansar en Dios para que me sostenga.

Todos tenemos problemas. Pero no todos caemos en crisis. Los problemas nos parecen interminables. Hay cosas que nos duelen, nos preocupan, nos frustra, parece que estaríamos en un túnel sin salida, la esperanza es desesperanza, y sentimos flaquear, pero siempre hay una salida que Dios nos da para que podamos soportar.

En oración, leo las canciones de los salmistas, quienes presentaban con sinceridad sus situaciones ante Dios. En el Salmo 3, uno de mis favoritos, aunque David se lamenta por su dolorosa situación al huir de su hijo (vv. 1-2), confía en que Dios lo protegerá y responderá sus oraciones (vv. 3-4). No perdía el sueño ni temía, porque el Señor lo sostendría y salvaría (vv. 5-8).

El dolor físico y emocional puede parecerse a un enemigo agresivo, y quizá queramos rendirnos o desear poder escapar, cansados y sin poder ver que la batalla termine. Pero, como David, podemos aprender a confiar en la ayuda del Señor y su presencia constante y amorosa.

Es hora de confiar a Dios nuestras esperanzas y dormir tranquilos. Es tiempo de dejar en Dios todas nuestras preocupaciones y descansar. Tal vez estás buscando ministerio, o esperando un bebé, o pidiendo al Señor sanidad, o soportando un dolor, o sufriendo una deuda, o anhelando un deseo cumplido, quiero decirte que el Señor lo sabe todo y que Él lo hará. “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará” (Salmo 37:5). “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará” (Salmo 55:22). Él se hará cargo de ellos.

“Señor, gracias por darnos paz en la certeza de la victoria alcanzada en ti”. “Gracias porque me haces vivir confiado”.
Dios nos ofrece paz mientras nos sostiene y ayuda a atravesar las pruebas.

Ten buen ánimo!!

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández Navarro

Lucas Grández nació en San Martín, Perú. Estudió en la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL). Tuvo su Maestría en Teología en el Seminario Teológico Centroamericano de Guatemala (SETECA). Obtuvo su Doctorado en Ministerio (DMin), en Dallas Theological Seminary, USA. Estudió Pedagogía en la Universidad Particular "Francisco Marroquín" de Guatemala. Ex Capellán de la Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL); Pastor y profesor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, Lima, y Catedrático de la Universidad SEL, en la carrera de Ministerio Pastoral. Casado con Sara, tienen tres hijos, y tres nietos, con quienes comparten el ministerio, y con más de 40 años en el trabajo pastoral.